Mi vida y la repostería

Por Vivian Hajjar

Cuando tienes claro, hacia donde quieres llegar y diriges tus pasos, pensamientos y energías en sintonía hacia una misma dirección, obtendrás resultados mágicos: Tus sueños se convierten en realidad.

IMG_0292Esta es mi historia: Cuando era niña, corría a la cocina para curiosear las labores de mi madre, los preparativos del almuerzo, de las meriendas, y ni hablar de los días de postres, eran el gran momento mágico para mí, por dos cosas; saborearlos y ayudar con el preparado. Por supuesto que para mi madre, no era nada placentero esta faena, tener a niña que quería tocar y hacer todo con ella, era un poco perturbador, seguramente la estorbé algunas veces o tal vez muchas!!

En fin, esto comenzó a la edad de 8 años aproximadamente, al transcurrir el tiempo todo se afianzaba más, quería saber todo, ayudar más, quería tener, no una participación en la cocina de mi madre, sino el placer de haberlo hecho todo. La peor parte de la historia es que mi madre, no me quería en la cocina. Y ante tanta negativa de su parte me conformé con observar detalladamente lo que hacía y como buena sagitariana, nunca me dejé vencer. Sus postres; tortas, mermeladas, galletas, turrones, etc., sus comidas, su sazón y estilo, marcaron pauta. Por otro lado, mi Padre, exigente en su paladar, amante de los postres, me animaba al comprarme  libros de cocina, me imagino que, con la ilusión de prepáraselos algún día. Los leí todos; una y otra vez sin parar, la lectura y la constante práctica fueron perfeccionando todo.

 

También podría interesarle Buenos hábitos alimenticios “Dúos inseparables”

Estaba muy segura de mis sabores,  pero faltaba la parte visual, la parte artística, para poder presentarme comercialmente a un mercado Cosmopolitan y ofrecer un producto diferente y cautivador. Así que, comencé con clases de arte en azúcar en Caracas – Venezuela y a escasos meses me exigí otros niveles; quería y sabía que podía abarcar más. Decido entonces en el año 2012, tomar unas clases magistrales  en USA con el Master Chef Ron Ben Israel, una celebridad mundial en la repostería artística, a quien admiro y respeto muchísimo y  quien le dio un giro de 360º a mi visión y potencial en el arte. Desde ese entonces no he tenido descanso alguno, a diario aprendo algo nuevo y me exijo cada día más. Siempre con un norte muy claro; dar a conocer mi trabajo y talento,  ganarme la confianza de un mercado exigente, no era tarea fácil, cuando apenas estaba haciendo mi debut. Me dediqué a trabajar arduamente en ese particular y cuando tienes claro, hacia donde quieres llegar y diriges tus pasos, pensamientos y energías en sintonía hacia una misma dirección, obtendrás resultados mágicos: Tus sueños se convierten en realidad. Sin mas palabras, los invito a conocer  y disfrutar lo que es sin duda una fusión de culturas culinarias, combinadas con el arte.

Vivi - 3

 

Fuente: Edición 29 Aldea Educativa Magazine

Mi trabajo es, hacer arte y llevarlo a tu mesa convertido en postre. Especialidad en torta de bodas. Amante y defensora de animales.

Deja una respuesta