Jóvenes con Necesidades Especiales. La vida después del colegio

Cada vez existen más programas académicos y laborales de inclusión que permiten al individuo desarrollar sus habilidades de acuerdo a sus fortalezas y a sus intereses

beach-691656_1280

Una vez finalizada la edad escolar, cuando llegan a ser jóvenes adultos todo individuo se enfrenta a la transición de la vida escolar a la vida adulta. Esta transición puede ser muy difícil para ciertas personas y más aún si tiene alguna necesidad especial. Existen varios aspectos a considerar para hacer una transición lo más fluida y exitosa posible.

  1. Determinar las habilidades. Es necesario evaluar las desventajas y fortalezas para basar la decisión académica o escolar en la medida de lo posible en las fortalezas. Es decir, si la persona tiene una gran habilidad en un área específica, es mejor que estudie o que entre en un oficio que requiera esa habilidad. Es importante evaluar la capacidad de comunicación y el nivel de autonomía o independencia de la persona al tomar las decisiones relativas a la ocupación, al lugar donde van a vivir, a la forma de trasladarse, entre otros.
  2. Planificación financiera. La situación ideal en toda familia con personas con necesidades especiales es realizar una planificación financiera cuando los hijos son pequeños que les permita costear los tratamientos y medidas especiales durante la primera etapa de vida y luego los arreglos para seguir con su educación superior si ese es el caso, o para cubrir sus necesidades en su vida futura. Es importante que con anticipación se informen de las opciones, sus costos y diseñen una estrategia para poder lograr las metas que se propongan con sus hijos.
  3. Opciones existentes. Cada persona es diferente a las demás, incluso cuando comparta el mismo diagnóstico con otros. Cuando se realiza una planificación de estudios superiores o unaplanificación de carrera, se toma en cuenta las habilidades e intereses del individuo, para asociarla a las posibilidades existentes en cuanto a la oferta de estudios o de empleos. Es importante, tratar de conseguir el programa de estudios o el empleo que mejor cuadre con las habilidades e intereses del individuo.

También le puede interesar Regreso a Clases: Recomendaciones para padres de niños especiales

Al referirnos a diferencias individuales, inevitablemente hablamos de respetar a cada uno de acuerdo a su idiosincrasia. Cada persona tiene determinadas características expresadas en fortalezas y habilidades, lo cual es independiente del nivel intelectual, de desarrollo, o físico. La mejor forma de lograr que esa persona se siga desarrollando y pueda ser independiente y exitosa en el futuro es enfocándonos en sus fortalezaspara intentar compensar sus debilidades.

Igualmente existen programas de ubicación en empleos especializados en personas con necesidades especiales, sumamente exitosos, que logran ubicar a diferentes personas en puestos que requieren alto nivel de habilidades específicas. 

Fuente: Edición 10 Aldea Magazine

Deja un comentario