Navidad en Honduras

En Honduras la tradicional fiesta navideña se celebra el 24 de diciembre con una gran cena navideña, es todo un acontecimiento tanto religioso como familiar,  la festividad religiosa realmente es muy fuerte y las Iglesias no se dan abasto para atender a la feligresía.

Toda la familia se reúne, para disfrutar de la música, comida, ropa nueva e intercambiar regalos. Las comidas más características son los tamales que los hacen el 23 o 24 de diciembre  -parecidos a los venezolanos pero con trozos de carne adentro no con guiso- el cerdo asado, y lo más común es el pollo relleno -ya que no hay para el pavo- que es más sofisticado.

Muy de aquí son las torrejas, que es un pan especial que lo fríen con huevo y le hacen un aliño con dulce de panela. También se toma el rompopo que es similar a nuestro ponchecrema pero se usa con aguardiente.

En la Iglesia se celebra el adviento de manera formal, se prende una vela cada domingo (blanca, roja, verde y azul) con una simbología y rezos propios cada uno. En las casas se celebran las 9 posadas, donde la sagrada familia va de casa en casa hasta llegar el 24 de diciembre que es la última; se canta, se reza y se come con los vecinos, familiares y amigos.

 Las tiendas arreglan sus vitrinas con adornos, luces de colores, en las casas se adorna el árbol de navidad que en Honduras es importantísimo así como el San Nicolás, y algunos hacen nacimientos, con figuras del Niño Jesús, San José, la Virgen María y los 3 Reyes Magos.

Deja un comentario