La importancia de Educar en Valores

La educación es mucho más que con¬ceptos académicos. Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra educación significa crianza, ense¬ñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes.

Al hablar de crianza generalmente nos referimos a las enseñanzas de valores y de las habilidades necesarias para desenvolverse dentro de la sociedad que los padres dan a sus hijos durante su desarrollo. Este tipo de habilidades se aprende de manera social, en el contacto e interacción con otras personas, por lo que el aprendiza¬je ocurre en todo momento y en todos los lugares en que el niño se encuentre.

La familia tiene un rol fundamental, en primer lugar, los padres son las personas más cer¬canas a los niños, que mantienen con ellos una relación de suma importancia a nivel emocional, y adicionalmente son una figu¬ra de autoridad. Todas estas característi¬cas validan las experiencias que los niños tienen en la interacción con sus padres. De esta manera, el aprendizaje que obtienen es más probable que se mantenga en el tiempo y que lo pongan en práctica durante su desarrollo.

Al ser este un aprendizaje social, una manera de obtener estas habilidades es por medio de la observación, es decir, aprenden por el ejemplo. Es aquí donde los padres deben prestar mucha atención a sus pro¬pias conductas y deben estar muy claros de cuáles son sus valores y actuar de acuerdo a lo que desean enseñar a sus hijos. En este sentido, si tenemos una norma en nuestra casa, nosotros también debemos cumplirla.

Es importante que como padres siem¬pre estemos alertas y evaluemos todas nuestras reacciones desde el punto de vista de lo que queremos enseñar. Háganse la siguiente pregunta cada vez que interactúen con sus hijos: ¿qué mensaje estoy enviando con mi conducta? ¿Es ese el mensaje que realmente quiero enviar? Y actúen de acuerdo a su propia respuesta.
Algunas consideraciones importantes para lograr la educación que queremos dar a nuestros hijos son:
• Sean contantes en las cosas que permiten y en las que no. Esto ayuda a los niños a saber lo que está bien y lo que no, y como deben actuar en cada situación.
• Aprovechen todas las oportunidades y pequeños detalles. Cualquier momento puede traer consigo una oportunidad de aprendizaje.
• Hagan lo posible para vivir de acuerdo a sus propios valores. Esto los llenará de satisfac¬ciones a nivel personal y la educación de sus hijos será algo completamente natural.
• Dis¬fruten al máximo la relación con sus hijos, constrúyanla basada en el amor y el respeto, es la manera más fácil de educarlos.

Por Viviana Vethencourt

Deja un comentario