¿Cuándo preparase para el SAT?

El inicio de un Nuevo año escolar origina un periodo de estrés para los estudiantes que cursan el decimo primer “Juniors” y decimo segundo años “Seniors” en la secundaria. En ellos se inicia y concreta el proceso de admisión a las universidades. La carencia de una orientación adecuada puede ocasionar fallas en el proceso con la consecuente pérdida de oportunidades tanto en el aspecto académico como en el financiero. Lamentablemente son muy comunes los casos de falta de orientación por parte del consejero escolar, en la mayoría de los casos debido al excesivo número de estudiantes que le toca atender en un periodo de tiempo limitado.

teacher-476342_1280

 

La preparación para la universidad se debería iniciar al momento de entrar al  noveno grado con una planificación adecuada de los cursos a tomar cada año, materias AP, actividades extracurriculares y servicio comunitario, con el fin de garantizar la excelencia académica y desarrollo personal, que las universidades exigen para la aceptación de un nuevo estudiante.

Los exámenes de admisión (SAT y ACT) se deberían presentar empezando el decimo primer grado, para tener la oportunidad de repetirlos varias veces durante ese año, en caso de requerir subir la puntuación. Es un error esperar hasta el decimo segundo año para presentarlos, ya que estas notas ya deberían estar disponibles para iniciar las aplicaciones, que en algunas universidades empiezan a partir de Octubre. Muchos estudiantes piensan que al tener un GPA alto no necesitan una buena puntuación en estos exámenes, solo para enfrentarse tardíamente a la realidad de no ser aceptados en la universidad de su preferencia por no tener la puntuación exigida.

Una forma de prepararse para ambos exámenes a tiempo consiste en presentar en decimo grado el PSAT (1) y PLAN (2), y en onceavo grado presentar nuevamente el PSAT (esto es muy importante para entrar en el programa de becas NMSQT*). A diferencia de los SATs, el PSAT se ofrece una sola vez al año, generalmente en Octubre, y hay que inscribirse a tiempo ya que no todos los colegios lo ofrecen. El PSAT y PLAN permiten al estudiante familiarizarse con las estrategias y requerimientos de estas pruebas estandarizadas, medir su rendimiento académico y en el caso del PLAN, explorar carreras y profesiones, así como disponer del tiempo necesario para corregir sus deficiencias.

Edición 9 Aldea Magazine

Deja un comentario