Para padres antes de reunirse con maestros

El contacto entre padres y maestros es importante para el futuro de sus hijos. Los maestros están con sus hijos todos los días y pueden observar cambios y actitudes en la conducta de los niños que los padres no perciben, de modo que no importa lo ocupado que estén, el trabajo que tengan o la distancia entre la oficina y la escuela, esa reunión debe producirse al menos una vez al año.

Sin embargo, antes de ello, debe hacer una tarea previa:

  1. Hable con su hijo. Conozca las inquietudes de su hijo, que le gusta o le disgusta de la escuela y como es la relación con sus maestros. Es importante que su hijo sienta que cuenta con su apoyo.
  2. Prepare una lista de preguntas. Una manera de ganar tiempo y no olvidar ningún punto, es hacer la lista sobre temas como la conducta de su hijo, su rendimiento académico, los deportes etc.
  3. Sea honesto. La información que tenga el maestro sobre su hijo puede ser importante para impulsar su éxito. Si su hijo tiene problemas de salud, toma algún medicamento, o familiarmente hay un proceso difícil que pueda afectar al niño, como un divorcio, la muerte de algún miembro de la familia, o una mudanza, cualquiera de estas cosas afecta al niño y en consecuencia su rendimiento escolar.

Los padres y los maestros son la llave perfecta para el éxito escolar de su hijo.

Deja un comentario