Por qué prevenir el insomnio en los más pequeños del hogar

“Hasta el primer año de vida de un niño sano hay que ser conscientes de que se despertará de una a tres veces por la noche, haciendo perder a sus padres alrededor de hora y media diaria de sueño. A partir de esa edad, si tiene dificultades para iniciar o mantener el sueño más de tres veces a la semana durante más de tres meses y, además, al día siguiente está más irritable y más llorón puede estar sufriendo insomnio”, advierte a CuídatePlus Gonzalo Pin, pediatra de la Unidad del Sueño del Hospital Quirónsalud Valencia, con motivo de su intervención durante el XXVII Congreso de la Sociedad Española de Sueño (SES), celebrado en Vitoria.

“En la inmensa mayoría de los niños, la causa del insomnio pediátrico es de origen evolutivo y la tendencia es que mejore o se solucione de manera espontánea. De cualquier modo, hay que cuidar mucho el difícil equilibrio del afán de protección del niño y el respeto de su autonomía. Los padres o cuidadores tienen que establecer límites”, menciona Pin.

En otros casos de insomnio infantil, la causa proviene de problemas o procesos médicos, como el reflujo gastroesofágico, el asma, la dermatitis atópica, el ronquido o unos niveles bajos de hierro sin llegar a anemia. Todos estos pacientes requieren un diagnóstico diferencial.

En cuanto a la duda de si el insomnio se hereda, el experto explica que “un 30 por ciento de los niños con insomnio tienen un antecedente de primer orden de este trastorno del sueño. Por otro lado, hay una herencia genética del 40 por ciento del número de horas que dormimos, de si preferimos acostarnos más o menos temprano y también de la cantidad de despertares nocturnos. Sin embargo, influye más la epigenética, representando el 60 por ciento de cómo duerme un niño. Es decir, si se cuida el ambiente de ese niño con horarios adecuados y una buena higiene del sueño, se expresarán con menor facilidad los genes de la tendencia al insomnio”.

Sobre cuándo habría que pautar al menor con insomnio un tratamiento farmacológico, Pin señala que “si la terapia conductual y de higiene del sueño que le prescribe el médico de atención primaria no funciona, le debería ver un especialista en sueño. El fármaco tendría que ser la última opción y no debería ser utilizado como único tratamiento”.

Cómo funciona el sueño

Pin explica a las familias cómo funciona el sueño y qué medidas, como padres, pueden implantar para mejorar la calidad de este en sus hijos: “El reloj biológico individual -el que hace que algunas personas nos acostemos y levantemos más temprano que otras- necesita una serie de relojeros externos, que son los que nos ponen en hora. Entre ellos están la luz, el estómago y la actividad física”.

Fuente BBC

Deja un comentario