Mi Hijo Estudiará la Carrera de su Padre

Por Team Aldea Educativa

Las universidades están llenas de lo que yo llamo saltamontes de carreras, chicos que no se sienten identificados con la carrera seleccionada, peor aún, los que no entran  porque no tienen ni idea de lo que quieren estudiar aún con los resultados de la prueba vocacional.me-and-my-son-1320316_1280

Cuando los hijos toman una decisión como esta, es porque la carrera del padre le es familiar y le da seguridad. ¡Ira a la misma universidad que yo fui, allí lo preparan bien!,  ¡Maravilloso, cuando se gradúe ya tendrá trabajo! Sin embargo, ¿Saben qué puede haber detrás de esa decisión? Algunos jóvenes estudian la carrera de sus padres motivados  a que es la única que conocen, tanto en su estructura académica como  laboral. ¿Veamos por qué?

La educación básica en su formación ofrece  contenidos que  los estudiantes deben memorizar para  un examen. Esto demuestra la dificultad que existe para gestionar el conocimiento en las aulas de clase. Es decir,  no se sabe cómo y dónde aplicar ese conocimiento o que visualicen los procesos productivos.

También lea Desafíos de un idioma con futuro

La familia, en su afán de brindar lo mejor, busca un buen colegio y actividades que están de moda: danza,  instrumentos musicales, deportes, el idioma más comercial o aquellas que ofrecen en el colegio que le permite dejarlo todo el día. Esta formación se considera importante porque ayuda a desarrollar habilidades de gran utilidad para cualquier carrera. Todo lo que el ser humano aprende es parte de su patrimonio y lo aplicará en un momento determinado. Sin embargo, ¿Tomaron en cuenta sus dones o talentos para esta selección? ¿Con qué se encontraran en el mercado laboral si deciden ser bailarines, músicos, karateca, entre otros? ¿Los apoyaremos?

La prueba vocacional es otra herramienta que, una vez aplicada, ofrece tres opciones, así como leer el horóscopo, mas, ¿Le da especificaciones en cuanto a una u otra opción? Las universidades están llenas de lo que yo llamo saltamontes de carreras, chicos que no se sienten identificados con la carrera seleccionada, peor aún, los que no entran  porque no tienen ni idea de lo que quieren estudiar aún con los resultados de la prueba vocacional.

La UNESCO, Ginebra 2008,  planteo la necesidad de  incorporar en el sistema educativo la formación en cuanto a producción y productividad. Hasta que no se hagan las debidas reformas,  corresponde a la institución educativa primaria, LA FAMILIA, ofrecerle desde sus primeros años, opciones de carreras  y mostrarle la estructura  sistémica  de ellas. Es una gran oportunidad, no permita que la influencia externa  le quite  el rol que Dios le dio. Si se le amplia la visión y su forma de pensar, le aseguro, que también cambiará la forma en que  vean  el mundo al cual se deben enfrentar y así tomaran mejores decisiones.

Fuente: Edición 10 Aldea Magazine