Voluntariado: Un deseo, un requisito, una pasión

Un joven que se envuelve en algún tipo de voluntariado lo suele hacer para toda su vida y difícilmente en la edad adulta será indiferente a las dificultades de los demás

Por Paola Barrera
Paola.barrera@browardschools.com

Muchos jóvenes donan su tiempo al participar en diversas actividades en la comunidad por varias razones. Unos lo hacen porque es un requisito para graduarse de la escuela secundaria, otros porque pertenecen a una iglesia, o con el fin de conocer gente nueva. Lo que ellos no se imaginan es que los beneficios de hacerlo van más allá del simple requisito cumplido o canalizar su energía en acciones positivas.

love-1520472_1280

Al servir de voluntario en el joven se despierta el sentido de conciencia social y responsabilidad para sí mismo.

Por otro lado, en mi experiencia he visto y las estadísticas me respaldan, que los jóvenes que se envuelven en algún tipo de voluntariado tienen menos probabilidades de caer en cualquier comportamiento destructivo (abuso del alcohol o el tabaco, embarazos no deseados, etc). En la escuela rinden más que aquel que no lo hace. Se desarrolla automática y progresivamente el respeto a sí mismo y a los demás, la tolerancia a las diferencias sociales y raciales, la paciencia y el deseo de ayudar a otros.

Si tenemos jóvenes en casa, contribuyamos a su formación y a la comunidad buscando las opciones.

Edición 5 Aldea Magazine

Deja un comentario